lun. Ago 19th, 2019

ANAGRAMAS (PASO – SAPO)

POR ACID CANDY

En la vorágine del cierre de listas para la inscripción de frentes para competir en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (las “PASOs”), los ciudadanos de todos los frentes y condiciones, estamos – cual extraña jugada de un armador de anagramas – comiendo SAPOs.

En efecto, el núcleo duro del Kirchnerismo, se comió el sapo de “alegrarse” con la unción de Alberto en candidato a Presidente; de un momento a otro y por decreto faraónico, se olvidaron que Alberto hasta le atribuyó a CFK la comisión de delitos (léase https://www.lanacion.com.ar/…/hasta-que-el-silencio-aturda-…); o sea, no sólo que bastardeó con sus dichos a La Cámpora, a la política económica, a Milani; no solo cuestionó el modo en que se estatizaron empresas públicas… (“deplorable” fue el calificativo que usó), sino que – con un lenguaje exquisito – en su columna de opinión “Hasta que el silencio aturda a la Presidenta”, enrostra a su candidata a Vice, la comisión del delito de encubrimiento por el Memorándum con Irán.

En paralelo, el núcleo duro del macrismo, los PROpuros, a partir de la designación de Pichetto como candidato a Vicepresidente, se están comiendo el sapo de tener un peronista, que durante doce años fue la espada verbal del kirchnerismo en el Senado. Hasta la Sociedad Rural Argentina aplaudiendo su nominación, se está comiendo el sapo de la defensa que hiciera Pichetto de la Resolución 125 que impulsaba hace mas de una década el kirchnerismo; un senador respetado pero que hasta hace diez días era crítico del gobierno nacional.

Mientras los núcleos duros comen sapos, quienes definimos las elecciones, los independientes, los que les construimos techos a los candidatos con nuestra aceptación o rechazo, nos desorientamos viendo biblias y calefones mezclados en todos los frentes. Del lado de Juntos por el Cambio buscan destacar las virtudes republicanas de sus exponentes; del lado del kirchnerismo buscan captar el voto del desencanto porque no se llega a fin de mes. De un lado, asustan con la vuelta al pasado; del otro asustan, pregonando profundización de crisis en el futuro. Tal vez todo sea cierto: el pasado me da miedo, y la política económica del gobierno actual, también.

Por otra parte, genera desconfianza que un candidato a Presidente, que acusó públicamente de encubrimiento a quien lo puso en ese cargo y criticó durante años sus políticas, se presente ahora como el exponente de esas políticas…. Puede el kirchnerista medio aceptar que a quien hizo esa acusación, se le entregue el mando (al menos formal), del espacio que representan?… un sapo duro de masticar.

Del otro lado, el globoludo, se indigna en la designación de un peronista puro, de raza,… tan de raza peronista que fue espada de Menem, de Duhalde, de Néstor y de Cristina… o sea, verticalista, orgánico y camaleónico. Adereza al sapo pensando que, si quien estuvo doce años con el kirchnerismo, prefiere estar de la vereda de enfrente, es porque parte del propio Partido Peronista, valora muy negativamente aquella gestión. Se conforma sabiendo que evidenció institucionalidad al colaborar con la gobernabilidad facilitando la sanción de leyes claves pero, al decir de Aníbal, probablemente para votarlo se tape la nariz.

Los medios nacionales también están desorientados. Cuando ocurrió la muerte del fiscal Nisman, Pagina 12 tardó tres días en hacerse eco de la noticia… no sabía qué publicar; esta vez, más rápido de reflejos, adoptó la postura rupturista… por un lado, destaca que la designación de Pichetto es un ninguneo a la UCR, buscando que la UCR rechace la movida (“Los Radicales con las manos Vacías”… titula en web) y se acerquen a UC, via Moreau/Santoro; por el otro, ningunean a Pichetto destacando que, luego del no de Sanz y de Urtubey, Pichetto es como el premio consuelo (“Por Descarte” fue la nota de tapa de la edición impresa).

Lo cierto es que el globoludo votaría a cualquiera con tal que CFK no fuese reelecta y el kirchnerista votaría a cualquiera con tal de que Macri no reelija. Siento pena por los extremistas. Acabo de leer en Página 12 que Pichetto, entre otras cosas, es antichavista… y para quienes pretendemos hacer periodismo libre, el chavismo es persecución, es cierre de medios (se dice que en Venezuela fueron cerrados mas de 60 medios), es amenaza a periodistas, es restricción a la libertad de prensa… el chavismo, es Michelli despedido de la TV Pública, Perfil iniciando acciones para no ser discriminado en la pauta oficial, es fotos de periodistas enjuiciados públicamente y escupidos por menores, es diarios rotos por el Jefe de Gabinete y merchandising anti Clarin pagado con recursos del Estado. Honestamente, prefiero ver las obras de Rodriguez Larreta o Vidal en C5N y escuchar a Hebe en la TV Pública.

Soy de los que pensamos que la economía va a rebotar con Macri, con Alberto o hasta conmigo como Presidente. En esa convicción (tal vez errada pero mía), redoblo el esfuerzo de seguir trabajando y construyendo, apostando a políticos que valoren el trabajo del periodismo independiente, incluso aunque seamos críticos de algunos aspectos de gobierno. Eso aplica también a nivel local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: