Dato Posta

Periodismo Confiable

Curiosidades

CURIOSIDADES DEL 5 DE ENERO: POLITICOS ERAN LOS DE ANTES

Lisandro de la Torre, político, abogado y escritor, que enfrentó en soledad la corrupción y los negociados de la década infame, nació en Rosario en 1868. Entre tantos hitos importantes a lo largo de su vida, podemos destacar su participación en la creación de la Unión Cívica de la Juventud (más tarde Unión Cívica Radical) en el año 1890, involucrándose asímismo de forma activa en la revolución radical de 1893; la fundación del diario La República en 1898 y la férrea defensa de las autonomías municipales en cuyas ideas se basó parte de la reforma constitucional de 1994, entre otros.

Desilusionado por el devenir de la política de aquellos tiempos convulsionados, De la Torre se retiró definitivamente, presentando su renuncia al Senado en enero de 1937, y se recluyó en su casa de la calle Esmeralda 22, de la que sólo salía para brindar alguna conferencia o para participar en homenajes a viejos amigos de ideas como fue el caso de Aníbal Ponce. El 6 de diciembre de 1938, sus amigos le prepararon un cumpleaños sorpresa. De la Torre cumplía 70 años y se lo notaba muy apesadumbrado. Además, hacía pocos días había fallecido su madre. Lentamente, comenzó a despedirse de sus allegados y de sus cosas más queridas hasta que, al mediodía del 5 de enero de 1939, puso fin a su vida disparándose un balazo al corazón.

Junto a su cadáver se encontró una carta dirigida a sus amigos: “Les ruego que se hagan cargo de la cremación de mi cadáver. Deseo que no haya acompañamiento público ni ceremonia laica ni religiosa alguna. Mucha gente buena me respeta y me quiere y sentirá mi muerte. Eso me basta como recompensa. No debe darse una importancia excesiva al desenlace final de una vida. Si ustedes no lo desaprueban, desearía que mis cenizas fueran arrojadas al viento. Me parece una forma excelente de volver a la nada, confundiéndose con todo lo que muere en el Universo. Me autoriza a darles este encargo el afecto invariable que nos ha unido. Adiós”

Fuente: El Historiador, Felipe Pigna

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: