Dato Posta

Hacemos periodismo.

Historia mercedina

HISTORIA MERCEDINA: 3º PERIODO-JUZGADO DE PAZ (1822-1854)

Por: Prof. María Mónica Brown

 

 

 

 

 

El 24 de diciembre de 1821 el gobernador de la provincia de Bs. As., Martín Rodríguez decreta la supresión de los Cabildos, -y en consecuencia la de los Alcaldes de Hermandad-, estableciendo por el Art.7 que “habrá en cada parroquia un Juez de Paz”, siendo sus atribuciones, según el Art.9, “juzgar en todas las demandas que las leyes y práctica vigente declara verbales, arbitrar en las diferencias, y en la Campaña reunirán las de los Alcaldes de Hermandad que quedan suprimidos” (Corbetta-Helguera, 1983: 57).

Administrativamente –y por decreto- cuatro días después la campaña bonaerense quedaba dividida en tres departamentos, integrando la Guardia de Luján el segundo, que “estará entre los ríos de Matanza y Areco, y comprenderá Morón, Lobos, Pilar, Villa de Luján, Navarro, Guardia de Luján, Capilla del Señor, San Antonio de Areco y el fortín de este nombre” establece el Art. 3 (Corbetta-Helguera, 1983: 59).

El Juez de Paz sería elegido por el gobernador de la provincia en enero de cada año. Le tocó a Víctor Barrancos, último Alcalde de Hermandad,  ser designado primer juez. Esta función otorgó renombre a apellidos mercedinos tales como Solveyra, Ramos, Bermúdez y Casas.

Plano 1830

Sobre esta década de 1830, Alberto Sireau en su libro “Culture et Peuplement, evolution du Municipe de Mercedes” (1965), refiriéndose a la población urbana, sostiene que ninguna cuadra estaba completamente edificada. En su opinión era más una villa que un centro urbano, porque en el espacio comprendido entre las actuales calles 15 a 29 por un lado, y 16 a 30 por otro, se ubicaban 206 casas. El centro era el fuerte por encontrarse detrás de la defensa natural del río Luján, de cara al O., de dónde venían los indígenas. La población va ubicándose entonces hacia el E., dónde se hallaba la Plaza de Carretas, mercado de consumo y centro comercial, en las manzanas de la hoy Plaza e Iglesia San Luis. Por su parte García Ledesma (1988) nos agrega el dato demográfico: según uno de los censos ordenados anualmente por el gobernador Las Heras (SHJM, Legajo 1820-30) en 1824  la Guardia de Luján contaba con 1.908 habitantes.

Censo 1824
Las Heras

Es buen momento entonces para referirnos al decreto del 10 de febrero de 1831 por el cual el gobernador Rosas aprueba la traza del pueblo de la Guardia de Luján.

Según lo elevado por el Juez de Paz al Departamento Topográfico, y luego del análisis del gobernador, escribe Anchorena a nuestro Juez de Paz: “S.E. después de reconocidos los planos relativos a la traza de calles y égido de la expresada Guardia, ninguna objeción tiene que hacer que incline a desaprobarlos. (…) La línea que de la plaza corre al S.O. marca la legua completa que a todos vientos debe adjudicarse para los Pueblos de la Campaña. Las demás que giran al N.E., S.E. y N.O., del mismo modo que los frentes, carecen de la extensión debida, así por la interposición del Río, como por poblaciones de propiedad particular que es indispensable respetar, a pesar de la adjudicación dispuesta para los Pueblos de Campaña. Así, pues, parece a S.E. que el plano y traza del Pueblo de la Guardia de Lujan debe aprobarse”. En cuanto a esos égidos (terrenos de Galiano, Barrios y Villalba) “el área que contiene es la que por ahora en sentir de S.E. podrá amojonarse y formar el égido del Pueblo; de modo que para que se consiga con el tiempo reunir la legua cuadrada a todos vientos, cree S.E. que esto debería negociarse por la Comisión de solares con los propietarios particulares, bajo la seguridad de recibir afuera un más campo en cambio del que ahora poseen” (Registro Oficial, 1831-35: 19-20).

Perfecto, la Guardia ya tiene un mapa. ¿Y en cuanto a población? Recién decíamos que tenía casi 2000 personas. Por otro lado, es sabido que los viajeros extranjeros abundaron en nuestras tierras, y son siempre una muy buena fuente de información. El inglés Woodbine Parish (1958: 181), por ejemplo, sostiene la existencia de una importante inmigración en la ciudad y campaña bonaerenses: franceses, ingleses (¿o irlandeses?), italianos, alemanes, y hasta norteamericanos.

Rosas, con firma al pie
Censo 1836

Pero el primer censo que puede realmente considerarse como tal es el realizado por el gobernador Rosas en 1836 (Registro Oficial, 1836-40: 44; SHJM, Legajo 1832-39: 31 mayo 1836)[1] y habla de la obligatoriedad del empadronamiento anual por parte de los Jueces de Paz y sus respectivos Alcaldes de Cuarteles. Vale aclarar que el pago de la Guardia de Luján comprendía en aquellos años los actuales Partidos de Mercedes, Suipacha, Chivilcoy y zonas de partidos limítrofes.

Respecto de Suipacha nos informa el historiador local Alfredo Baroni: “En la dirección en la que se venía desplazando al indio y ocupando sus tierras, era natural que los vecinos de la Guardia de Luján fueran poco a poco extendiendo sus propiedades hacia lo que hoy es Suipacha, y que se conocía entonces como el Cerrito del Durazno, también llamada Cañada del Durazno, cuya toponimia se mantiene aún hoy día en el arroyo sobre el que pasa la continuación de la calle Balcarce, yendo hacia el Cementerio actual. Vemos que en 1810 existían pobladores blancos en estas tierras hasta Las Saladas, a pesar de lo cual era mucha la tierra fiscal baldía e improductiva. La buena calidad de las tierras y la existencia de agua a pocos metros de profundidad favoreció el arraigo de numerosos colonos en el paraje denominado El Durazno por el hecho de que podían mantener el ganado y las haciendas con un cierto grado de seguridad por la proximidad con el Fortín de la Villa de Mercedes. No todos los propietarios de fracciones de campo vivían en la zona, sino que desde Mercedes, Luján o de Buenos Aires administraban sus establecimientos rurales” (en Cappucci, 2011: 20-21). Debemos hacer la salvedad que la denominación “Villa de Mercedes” aún no corresponde para los años que Baroni hace la referencia.

En cuanto a Chivilcoy, Birabent (1992: 29), historiador de aquella localidad, expresa lo siguiente: “En el humilde rancherío de la región de Chivilcoy, disperso, sin municipio, sin parroquia y hasta sin nombre oficial, perdido en los límites de la Guardia de Luján (…) las autoridades civiles y militares jurisdiccionales, residían en la citada Guardia de Luján, y alrededor del año 1836, Pedro casas, Juez de Paz del inmenso distrito o ‘pago’, designó al vecino Calixto Calderón para desempeñar las funciones de Teniente Alcalde del Cuartel Segundo (Región de Chivilcoy) que comenzaba a poblarse. El flamante funcionario era un personaje que había de tener extraordinaria influencia en el futuro desarrollo del vecindario, partido y pueblo de Chivilcoy”.

Volviendo al Censo de 1836, y luego de un minucioso estudio realizado por Amanda Caggiano (1995: 41)[2] sobre sus cifras demográficas, para la Guardia de Luján resultó que “… el censo de acuerdo a la suma practicada hace 159 años, arrojó un total para la Guardia de Luján de 3.908 habitantes, discriminados en 3.456 blancos, 191 pardos y negros, 20 extranjeros y 19 que pertenecen a la tropa, sin familiares. En cambio, calculadora por medio (…) la suma que realizamos arrojó los siguientes totales”: blancos 3.740, pardos y negros 191, extranjeros 22 y tropa 19. Total general 3.972 habitantes. Es decir, 64 más de los que tradicionalmente se computaban[3].

La población ha aumentado a 5.404 en 1838; cifra seguida en importancia por San Nicolás de los Arroyos con 5.178 personas.

¿Qué ocupaciones tenían estos pobladores? Según los documentos del Archivo Judicial mercedino, los Tenientes Alcaldes informan al Juez de Paz que los diferentes cuarteles poseen: pulperías, tiendas, almacenes, hostería, posta, chacras y quintas. Con una explotación ganadera de ovino especialmente, también vacuno, caballar y yeguarizo, porcino y mular, siembra de alfalfa, trigo, maíz y montes de duraznos; lo cual implica existencia de estancieros, capataces, patrones, peones, chacareros y quinteros, además de maestros de posta y postillones. Con presencia de españoles, ingleses/irlandeses, franceses, italianos, y orientales, entre los extranjeros.

Ejemplo: informes al Juez de Paz

 

Libro de informes al Juez de Paz

En este punto debemos remarcar que a fines de 1845 la gran extensión de nuestro pago dificultaba una vigilancia eficaz sobre una población cada día en aumento. En este sentido, Caggiano (1995: 41) sostiene que “poco a poco, dentro de la jurisdicción de la Guardia de Luján se van diferenciando sectores, que además de los destinados a la cría de ganado o a la siembra, la población iba confirmando nucleamientos sedentarios”. Por ello, el gobernador Rosas decide reducir sus dimensiones creando el partido de Chivilcoy. En tal sentido, expresa el decreto del 28 de diciembre de 1845: “Art. 1: Los límites del partido de La Guardia de Luján serán Las Saladas. Lo demás del territorio al exterior de Las Saladas pertenecientes al partido será denominado ‘de Chivilcoy’. Art. 2: Al nuevo partido se le darán por límites Las Saladas y los partidos de Navarro y Fortín de Areco” (en Birabent, 1992: 31; Caggiano, 1995: 41).

Nos hallamos frente al primer desmembramiento del territorio mercedino, dos décadas después surgirán Suipacha y San Andrés de Giles.

 

Libro consultado:

BROWN, María Mónica (2018): “Volver la mirada, 20 años para mi ciudad”, Edición de la autora.

Bibliografía citada:

BIRABENT, Mauricio (1992): “Chivilcoy, la región y las chacras”, Municipalidad de Chivilcoy, Bs. As.

CAGGIANO, María Amanda (1995): “El Monte de los Gallegos”, en Jornadas Chivilcoyanas de Ciencias Sociales y Naturales, Chivilcoy.

CAPPUCCI, José Tomás (2011): “Síntesis histórica de los principales sucesos ocurridos antes de la creación del partido y fundación del pueblo de Suipacha”,  Buenos Aires

CORBETTA, Juan Carlos y HELGUERA, María del Carmen (1983): “La evolución del mapa judicial de la provincia de Bs.As. 1821-1983”, Departamento Histórico Judicial, La Plata.

GARCIA LEDESMA, Lucio V. (1988): “Demografía histórica de la Guardia de Luján”, en VI Cónclave Regional de Historia de la Provincia de Bs. As., Mercedes.

PARISH, Woodbine (1958): “Buenos Aires y las provincias del río de la Plata, desde su descubrimiento y conquista por los españoles”, Librería Hachette, Bs. As.

REGISTRO OFICIAL DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, Diversos años entre 1827 y 1854.

SECCIÓN HISTÓRICO JUDICIAL MERCEDES (SHJM) Diversos legajos.

SIREAU, Alberto (1965): “Culture et Peuplement. Evolution du Municipe de Mercedes dans la Province de Bs. As. Contribution à l’étude des facteurs culturels du développement”, Printed in Belgium, Louvain-Paris (VI).

[1] Explica García Ledesma (1988) que el censo efectivamente se realiza, pero sus listados serán conocidos recién en 1887 cuando, con ocasión del Censo Municipal de la Ciudad de Bs.As., el vocal Martínez encuentre los padrones en el Archivo Nacional. Pero Martínez sólo publicó los datos de la Capital Federal. En 1922 el Dr. Ravignani da a conocer los relativos a la campaña.

[2] Amanda Caggiano es una reconocida e incansable investigadora de la vecina localidad de Chivilcoy.

[3] Tal error sucede, explica Caggiano (1995), porque quienes censaron en 1836 confundieron columnas, no colocaron el nombre en la columna pero sí en el total da cada zona de la Guardia, y por si fuera poco, las sumas están mal realizadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: