Dato Posta

Hacemos periodismo.

Nac. y Prov.

INCENDIO DE CASA EN OLIVERA: HALLAN EL CUERPO DE UN HOMBRE CON CABLE EN EL CUELLO

Ocurrió en Dardo Rocha y San Esteban. El cuerpo de Carlos Gallardo tenía un cable anudado al cuello. La Policía le tomó declaración a una mujer que habría estado con la persona fallecida horas antes en la vivienda.

Un hombre de 55 años murió esta madrugada en Olivera al incendiarse la casa donde vivía. El fuego se desató minutos antes de las 5 en calles Dardo Rocha esquina San Esteban. La víctima fue identificada por la Policía como Carlos Gallardo, sereno en el predio de la estación ferroviaria de la localidad.

El cuerpo de Gallardo fue hallado entre los escombros de lo que había sido el dormitorio. A media mañana, cuando fue removido del lugar mientras los peritos hacían su trabajo, descubrieron que tenía un cable anudado en el cuello.

La Policía llevó a una persona a la Comisaría Luján Segunda para tomarle declaración. Se trata de una mujer que habría estado con Gallardo en la casa al menos hasta un par de horas antes de desatarse el incendio.

El origen del fuego trata de ser determinado. La casa contaba con dos cajas térmicas que cortan la corriente: una está instalada fuera de la propiedad en un poste de luz y según comentaron vecinos a partir de los dichos de los peritos por su tamaño no cumpliría con la finalidad de interrumpir la corriente eléctrica. La otra térmica, afirmaron esta mañana en el lugar del siniestro, estaba dentro de la vivienda.

A Gallardo de decían “El Gordo” y nadie en este sector postergado de la localidad habló mal de él. Vivía solo desde hace un tiempo y tiene familiares en Capital Federal. Esta semana trabajaba en horario diurno, informó El Civismo.

“Del trabajo a la casa y de la casa al trabajo”, dijo un muchacho al referirse a la rutina que llevaba.  “Era un hombre bueno. No tenía problemas con nadie. Era uno de los buenos”, agregó el vecino que reside alambrado de por medio.

“No sabemos lo que pasó. Cuando nos despertamos salía humo de adentro. Cuando ayudé a levantar el cuerpo tenía una soga enroscada en el cuello”, contó otro joven que estaba amontonando las pocas chapas dobladas por la intensa temperatura en lo que quedó  de la vivienda.

El viernes a una cuadra hubo un incendio que devoró una precaria casilla. Una mujer que allí vivía presume que el fuego fue consecuencia de un robo cometido por ladrones cuando en la casa no había nadie.

“Acá empezó a arder a las 5 de la mañana y no había nadie. Un vecino que se iba a trabajar empezó a tocar bocina para alertar de que se estaba prendiendo fuego”, indicó otro muchacho. Los vecinos intentaron apagarlo con agua que sacaban de las zanjas pero fue imposible. Llamaron a los Bomberos de Pueblo Nuevo pero cuando llegaron no había mucho por hacer. “Llegaron para las brasas”, graficó otra persona.

Por su parte, un joven debió ser llevado al Hospital Municipal al sufrir quemaduras cuando intentó entrar a la casa en pleno incendio.

Los vecinos aprovecharon la presencia del periodismo para volver a pedir la instalación de un cuartel de Bomberos Voluntarios en la localidad. “Aunque sea un camión con agua”, planteó una vecina.

Marcaron también la ausencia de la delegada municipal al tiempo que reclamaron obra básica. Dardo Rocha y San Esteban está a tres cuadras del asfalto más cercano. Tras la lluvia de este martes, las calles son un barrial.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: