KICILLOF SE REUNE CON ALBERTO Y LA TENSION POR SEGURIDAD SE METE EN LA AGENDA

0
12

En la reunión, se abordarán otros temas, como el de la deuda. Desde La Plata aseguran que, pese a todo, Berni sigue en su cargo y no se descarta una salida.

El alto perfil del Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y sus desafíos recurrentes hacia su par nacional, Sabina Frederic, se transformaron en un tema tan sensible que se metió en la agenda entre Axel Kicillof y Alberto Fernández. No obstante, y pese a los rumores, desde Gobernación descartan una renuncia del funcionario.

Según se pudo reconstruir, Kicillof mantuvo conversaciones con el Presidente y con su Ministro del Interior, Eduardo “Wado” Pedro, y en, ningún momento, se habló de una salida. Este martes, el Gobernador y el Jefe de Estado se encontrarán en la Rosada y el caso Berni será otra vez abordado, entre otros.

“Berni no renunció ni va a renunciar”, resumen desde Calle 6. En tanto, desde la cartera de Seguridad, responden que Berni  “está más firme que nunca”.  Está pendiente ahora una charla entre Kicillof y su ministro sobre esta cuestión pese a que “están comunicados a diario”.

Todo tipo de versiones se desataron ayer cuando se hizo pública la carta que Berni le envió a Frederic en tono de ultimátum sobre los las fuerzas federales que patrullan la Provincia. La misiva era una andanada de críticas a la integrante del equipo de Fernández

Berni, sin miramientos ni reparos, la acusaba de profundizar la problemática delictiva. “Ante la escalada delictiva que sufre esta provincia en los últimos meses, la única respuesta recibida hasta ahora es más burocracia”, le recriminó Berni con un estilo poco usual para una conversación del más alto nivel dentro del mismo espacio político.

“La presencia de las fuerzas federales en esta jurisdicción sin una conducción clara no sólo resulta estéril, sino que agrava y complejiza la operatividad diaria de los elementos policiales provinciales, poniendo en situación de detrimento a la Provincia que concentra más del 40% de la población del país”, continuaba el escrito.

Berni remataba el mensaje con el pedido de que sean “sean retiradas del territorio de la Provincia de Buenos Aires las Fuerzas policiales y de seguridad federal que no se encuentren cumpliendo tareas que atañen exclusivamente a lo que respecta al orden y competencia federal”.

“Axel se compró todo el combo”,  evaluó un dirigente justicialista con buena relación con ambas jurisdicciones. Berni llegó con el respaldo de Cristina Kirchner para hacerse cargo de un área que no podía esperar por una transición pero la intensidad que le imprime Berni a su función abre un interrogante permanente sobre su continuidad.

Esta postura, en paralelo, generó malestar entre los intendentes del Conurbano, zona en la cual, principalmente, están distribuidos unos siete mil agentes de Gendarmería, Prefectura y la Federal. El vocero de este estado de ánimo fue Andrés Watson, de Florencio Varela.

«No estoy de acuerdo con que quiten a la Gendarmería. Al contrario, me gustaría que profundicen acciones sobre el territorio, sino va a ser mucho más difícil combatir al delito», sostuvo el jefe comunal peronista en Radio Rivadavia.

“Me gustaría tener un número más importante de gendarmes», agregó.  «Esto lo van a compartir todos los intendentes», advirtió Watson para que no queden dudas. «Tenemos que aportar soluciones: confío en que tanto el Gobierno nacional como el provincial van a trabajar en conjunto entre ellos y con los municipios», completó.

No es la primera vez que Berni arremete contra Frederic. Hace unas semanas, la disputa pasó por el uso de las pistolas eléctricas Taser, las cuales fueron vetadas por la elegida de Fernández.

“Estoy totalmente a favor de las Taser, lo dije siempre. La ministra nunca anduvo con un arma por la avenida 9 de Julio con 200 personas esperando cruzar un semáforo», había dicho Berni en esa oportunidad.

Fuente: InfoCielo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here