Dato Posta

Hacemos periodismo.

Nac. y Prov.

LAS «RELACIONES» DE OTRO FALSO ABOGADO CON BIDONE Y D´ALESSIO

Por Franco Révora (francorevora@datoposta.com)

El culebrón se sigue expandiendo. Lo que empezó como una denuncia del empresario Pedro Etchebest al falso abogado Marcelo D’alessio y al fiscal Carlos Stornelli de extorsión (Stornelli le pedía dinero al empresario a través de D’alessio para no aparecer en la causa de los cuadernos), mutó a una megacausa que investiga una red de espionaje ilegal paraestatal, en donde aparecen nombres como el de Elisa Carrió, Paula Oliveto o el titular de la AFI Gustavo Arribas.

Ahora, la investigación del juez Ramos Padilla en Dolores sigue avanzando y dando coletazos en todos los entornos. El nuevo nombre que surge por brindar declaraciones en instancia indagatoria hace dos semanas es el de Carlos Liñani, presunto experto en comercio exterior y ligado al sector empresarial gastronómico. Se le otorga el mote de “falso abogado” como a D’alessio porque apenas aprobó algunas materias de la carrera universitaria.

Liñani en su declaración frente a Ramos Padilla intentó despegarse de la figura de D’alessio, cosa desmentida por sus contactos con el, descubiertos por los peritajes a su teléfono móvil. Estos revelaron que el contacto trascendía incluso luego de la explosión del escándalo judicial y del allanamiento a D’alessio, con términos sospechosos como “servicio de limpieza” y revelando también que hasta intercambiaron cheques. El nuevo eslabón aparece por la declaración en la causa de Pablo Barreiro, ya que este último afirmó que Liñani se presentó como abogado en lugares públicos y con contacto directo con funcionarios públicos actuales en una reunión con los hijos del ex espía Ricardo “Rolo” Barreiro. En la reunión mencionada trató que Barreiro cambie de abogados, haciendo de representante de D’alessio, cediendoles el número de teléfono del presunto agente de la DEA para que se contacten con el. Los hijos grabaron la conversación y la presentaron en el juzgado de Dolores.

A quien también confesó que conoce es a Juan Bidone, imputado en la causa investigada en Dolores, como también en la causa paralela en Comodoro Py llevada a cabo por el juez Luis Rodriguez, quien investiga una denuncia por extorsión hecha por Gabriel Traficante, similar a la de Etchebest, presentada en el juzgado de Ramos Padilla. En cuanto a la relación con el fiscal mercedino, Liñani declaró que: «Éramos habitués de este restaurant Carletto de Puerto Madero, yo soy muy amigo del dueño, estuve 14 años yendo, almorzamos ahí y los miércoles hacia una reunión de amigos, del fútbol, de empresarios, venía del fútbol Angelici y también en la mesa grande estaba Juan y ahí mantuvimos una relación, éramos habitués…. Yo iba prácticamente todos los días, de hecho tenía descuentos, hacía muchas reuniones comerciales ahí porque quedaba cerca también de la oficina y ahí nos conocimos con Juan Bidone», según informó InfoBae.com.

El fiscal Bidone se empezó a ver involucrado en la causa luego que en un fragmento de las tantas horas de audios de D’alessio presentados por Etchebest, el falso abogado se refiere al mercedino como beneficiario de “causas armadas”. Casi en paralelo, fue el mismo Bidone quien se presentó espontáneamente en Comodoro Py para brindar su testimonio, para luego ser llamado a declarar en Dolores por Ramos Padilla, en cuanto la causa madre concierna. Bidone tuvo una aproximación similar al Liñani en su declaración inicial, presentándose como víctima de la AFI y de D’alessio. Liñani, por su parte, trató a D’alessio de “apabullador”, tratando de establecer que su relación “laboral” con el surge como último recurso dado un mal momento económico propio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: