A CUIDARSE: ATAQUES VANDALICOS EN RUTA 5 ENTRE LUJAN Y MERCEDES

0
10479

Desde el puente de Lorenzo Casey arrojaron una piedra al paso de un vehículo al que le destrozaron el parabrisas. El tramo nuevamente está sin iluminación.

El sábado 27 de septiembre, a la medianoche, padre e hijo se salvaron por centímetros de no estar lamentando ahora una tragedia. A las 0.50 aproximadamente, y cuando circulaban por la Autovía 5 en dirección a Capital Federal, recibieron un piedrazo arrojado desde el puente de Lorenzo Casey.

“El lejano oeste. Tierra de nadie. Ese trayecto de la autopista Luján-Mercedes siempre está sin luz y los puentes sin terminar. De uno de esos puentes arrojan un pedazo enorme de cemento que destruye el parabrisas. Por suerte, me pegan a mí que iba de acompañante y mi hijo que iba manejando pudo seguir la marcha con mínima visión. ¿Qué pasaba si el pedazo de cemento pegaba a 5 cm del lado de conducto? Nos matábamos”, describió una de la víctimas.

Contrariamente a lo que había informado el 31 de agosto la Municipalidad, cuando dio a conocer la conexión de la iluminación en el peligroso tramo, el hecho vandálico ocurrió en medio de la oscuridad que vuelve a reinar la zona.

“La iluminación del tramo era una deuda pendiente con los usuarios de la ruta desde su inauguración, así como un viejo reclamo de los vecinos de los barrios Luna, Parque Lasa y Americano por las condiciones de inseguridad que generaba”, decía la gacetilla.

Marcelo Dell’Osto acompañaba a su hijo a bordo de la VW modelo Suran. Como todos los fines de semana, hacían el trayecto desde Navarro hacia su domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tras dejar la Ruta Provincia 47 e ingresar a la Autovía 5 para continuar viaje luego por Acceso Oeste, recibieron una piedra de grandes dimensiones que destruyó el parabrisas y terminó golpeándolo en el cuerpo.

El lugar del ataque no sólo se encuentra a oscuras, sino que hace algunas semanas robaron el alambrado protector que tenía el puente. El señor Dall’Osto recordó haber visto “una figura” (así la describió) que, al pasó del vehículo, arrojó el objeto contundente con finalidad criminal.

También señaló que, de todos los fines de semana que hacen el trayecto, solamente una vez estuvo iluminado. Cabe recordar que este tipo de hecho vienen siendo recurrentes prácticamente desde que fue inaugurada la Autovía 5. Camiones, minibuses y vehículos de todo tipo han sido blanco de vándalos sin que hasta el momento haya podido ser detenidos.

“Una mala maniobra y nos matábamos. Íbamos a 100 km/h y nos tiraron a matar”, dijo Dall’Osto en dialogo con este medio.

Fuente: El Civismo

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here