Dato Posta

Periodismo Confiable

ALBERTO FERNANDEZ VA POR LA LEGALIZACION DEL ABORTO

Después de casi un año de espera, Alberto Fernández enviaría en las próximas horas el proyecto propio de legalización del aborto elaborado por Vilma Ibarra.

Mortalidad, salud pública y legalización del aborto, en vez de despenalización. Esos son los tres ejes principales del proyecto de que elaboró en marzo Vilma Ibarra y que en las próximas horas Alberto Fernández enviaría al Congreso. Los cruces por el día elegido para el anuncio y el poroteo “verde” que entusiasma al Gobierno.

Después de marcar su posición en campaña, el Presidente ratificó la decisión política de debatir una vez más la legalización del aborto el pasado primero de marzo, en su primera apertura de sesiones ordinarias. ¿Un dato no menor? Si bien siempre se pronunció a favor de la despenalización, el proyecto apuntará a la legalización.

“El anuncio lo va a hacer Alberto ”, reconocen desde la mesa chica que trabajó codo a codo con Ibarra en la elaboración de los dos proyectos. Sin embargo, aunque se especula con que el envío podría coincidir con las caravanas que desembarcarán esta tarde en la plaza de los dos congresos con motivo del “Día de la Militancia”, todavía no hay nada confirmado. “Si no se envía hoy, se envía esta semana”, advierten.

La decisión de unificar agendas no tuvo un aval mayoritario en el denominado círculo rojo. Hay quienes cuestionan que podría haberse capitalizado un desdoblamiento y quienes celebran el guiño a la militancia de los colectivos de mujeres que realizó temprano por Twitter Alberto, que en las últimas semanas intensificaron la presión al Ejecutivo para que se cumpliera con el envío del proyecto.

Si bien la pandemia afectó la agenda legislativa, el mayor temor del presidente era llegar sin votos confirmados al Congreso. “Sería un fracaso”, repitió una y otra vez en las reuniones en las que se siguió de cerca el poroteo primero en Diputados y desde la semana pasada en la Cámara Alta. “El fracaso sería no enviar el proyecto”, le respondían quienes trabajaban en los detalles finales de los dos borradores.

En concreto, el proyecto de la legalización mantendrá los acuerdos alcanzados en el debate del 2018 y hará especial hincapié en los elevados índices de mortalidad. “El foco estará puesto en que es un problema de salud pública, para evitar que se vuelva a correr el foco de debate y se caiga en el falso supuesto en torno a aborto sí, aborto no”.

La incorporación del “Plan de los mil días” responde, además, al pedido de Alberto Fernández de dar una respuesta a aquellas mujeres que quieran seguir adelante con los embarazos, pero que no puedan hacerlo por dificultades económicas. “Se va a poner sobre la mesa no sólo el concepto de maternidad deseada, sino la complejidad que implica para una mujer ser madre. Habrá respuestas para todos”.

Las encargadas de seguir de cerca el poroteo propio en Diputados fueron Cristina Álvarez Rodríguez, secretaria parlamentaria del bloque; y Mónica Macha, presidenta de la Comisión de Mujeres y Diversidades. ¿Un dato no menor? Las cuatro comisiones que intervendrán están presididas por legisladores del bloque oficialista y todos ellos anticiparon su voto positivo en marzo.

Distintas espadas del Frente de Todos dieron su batalla en el Senado, que contó con la participación activa de Cristina Fernández de Kirchner. En efecto, la vicepresidenta no sólo acompañó la decisión del tratamiento, sino que mantuvo más de una reunión con la ministra Elizabeth Gómez Alcorta y anticipó que, en caso de un eventual empate (escenario que se manejaba hasta el mes pasado), votaría a favor; tal y como lo hizo en 2018.

“Los votos los tenemos”, confirman en off desde el Gobierno. La posición oficial es no dar por ganada la batalla antes de siquiera llegar al recinto. El temor es que algunos de los indecisos que anticiparon su voto positivo lo cambien a última hora por la presión de gobernadores y la polarización social que genera la legalización.

En concreto, ambos proyectos ingresarán hoy –o en las próximas horas- por Diputados y serán tratados en sesiones ordinarias, pese a que en un principio Ibarra contemplaba la posibilidad de que se incluyeran en el temario de extraordinarias. “La decisión final es que se trate lo antes posible y que sea ley antes de fin de año”, anticipan con expectativa desde el Ejecutivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *