Dato Posta

Periodismo Confiable

BISSO YA JUEGA FUERTE EN MERCEDES Y APUESTA A FORTALECER A JUNTOS POR EL CAMBIO

El dirigente provincial del PRO, Ezequiel Bisso, en charla con DatoPosta.com, dejó mucha tela para cortar sobre el futuro inmediato de ese espacio político. No solamente en Mercedes, sino también a nivel provincial.

Bisso apostó fuertemente a ganadora con María Eugenia Vidal, se mostró preocupado con el tema usurpaciones en Mercedes, y bajó una línea clara en la necesidad de sumar mayor cantidad de actores al Frente Electoral, sumar cara nuevas, pero también de la importancia de discutir mano a mano las determinaciones de Juntos con el Cambio en igualdad de condiciones con el resto de los partidos de la componen, “y sino, no hay que tenerle miedo a las PASO,” desafió.

María Eugenia Vidal abrazada a Ezequiel  Bisso

¿Trabajando en toda la Sección Electoral?

Si, seguimos trabajando, sin parar, recorriendo toda la Primera Sección, acompañando a María Eugenia Vidal, estamos armando los diferentes equipos, tratando de llevar y acompañando a la gente en este momento muy duro que nos está tocando atravesar. Siempre al lado de la gente, es un momento muy complicado, es un momento crítico, tal vez el más crítico de nuestra historia en democracia. Recorriendo todos los municipios, tratando de ayudar y acompañando no sólo a nuestros referentes, sino a los vecinos que son los que más lo están necesitando.

¿Acá en Mercedes quiénes están trabajando como referentes y trabajando en un acercamiento a la gente? 

Acá en Mercedes estamos trabajando en tratar de fortalecer muchísimo a nuestro partido que es el PRO. Estamos trabajando muy de cerca y viendo lo que sucede con el tema de las tomas, los casos de covid-19, acompañando con nuestros concejales, Claudia Fraile, Evangelina Cabral, Gustavo Mangoni y Nora Ortubia. Estamos organizándonos porque creemos que el año que viene, trabajando y estando cerca de la gente como lo venimos haciendo, el PRO tiene mucho para ofrecer a toda la ciudadanía. Y obviamente, siempre tratando de fortalecer el frente Juntos por el Cambio, junto al Radicalismo y la Coalición Cívica, tratando de ser lo más amplios y generosos posible porque vamos a necesitar de un gran acuerdo el año que viene.

¿Les preocupa que oficialmente no se reconozcan las usurpaciones?

La verdad que si, uno las vé. Uno anda por la ciudad y recorre los barrios y habiendo situaciones que antes no se veían. Pero no es algo nuevo, si uno se pone a ver del año 2003 para acá, cómo ha crecido toda la periferia de Mercedes ofreciendole marginalidad a un montón de vecinos, es alarmante. Alcanza con hacer 12 cuadras para cualquiera de los puntos cardinales  para ver cómo se ha poblado drásticamente en pocos años. Es una verdadera preocupación, usurpar un terreno es un delito. Entendemos que hay una problemática habitacional en toda la Argentina. En los 4 años de gobierno de María Eugenia, entregamos 25 mil lotes con todos los servicios, y más de 100 mil escrituras a familias que las estaban esperando desde los años 70, en mucho de los casos. Lógicamente que en 4 años no se pudo hacer todo y existe un problema. Pero no se lo puede resolver usurpando un terreno a quien lo tiene y paga sus impuesto y ha hecho una inversión. Es un delito. Claro que nos preocupa, estamos como frente opositor acá en Mercedes expresándonos, manifestándonos y tratando de comunicar a todos los vecinos sobre la problemática que está ocurriendo.

¿Qué análisis hace del trabajo que hace el bloque de concejales de Juntos por el Cambio?

Mirá, si me pongo a ver los 24 municipios que generalmente recorro, en los que en sólo 6 somos gobierno, mercedes es uno de los casos en donde más ordenados y organizados trabajando en conjunto estamos. En algunos un poco más, en otros un poco menos, pero en líneas generales están trabajando bien, más allá de la deserción de la concejal del partido FE, el bloque sigue con 9 integrantes, se mantiene unido. Me parece que están trabajando muy bien, a conciencia. Y es importante saber que no es fácil trabajar en estas condiciones, en la que no tenés mayoría en un Concejo que es oficialismo en la nación, en la provincia y en la ciudad. No es fácil.

En el período electivo anterior se comprometió a no trabajar activamente en una candidatura. ¿Y ahora?

Mi compromiso con el Frente fue que en el año 17 y 19 yo no iba a participar, y di mi palabra. Cumplí con mi palabra, y ahora quedo liberado de compromisos. No quiere decir que vaya a jugar el año que viene, porque va a depender de lo que necesite el espacio. Obviamente ahora estamos todos en el llano y todos trabajamos y ese trabajo se ve con la militancia. Si llegara a ser necesario, estoy para sumar. En los años anteriores había dado mi palabra que iba a acompañar a los equipos que había dejado Lucas Fal y yo cumplí. Ahora ya pasamos esa etapa. Estamos todos con igualdad de condiciones y liberado de compromisos.

¿Con quién es más cercano su acercamiento, con Macri o con Vidal?

Con María Eugenia, sin dudas. Estuve 3 años y 8 meses trabajando al lado de ella en la Subsecretaría de Asuntos Municipales. La acompañé a más de 180 actividades en la Primera Sección. Durante este año sigo en contacto con ella, la estoy ayudando en algunos tema personales y soy parte de su equipo y apostando a que ella es la dirigente política con la que yo me referencio. Es un ejemplo para mí, la admiro profundamente y creo que es algo muy bueno para nuestro espacio. Lo cuál no quiere decir que Mauricio no lo sea, todo lo contario, pero tengo más cercanía con María Eugenia.

Se dieron a conocer encuestas en la que Vidal estaría por encima de Axel Kicillof…

Ella hizo una buena gestión. Si uno se pone a ver el comportamiento, reconociendo que nos hemos equivocado, y hay que hacer una autocrítica, decir que nos hemos equivocado, también es cierto que el peso de la elección se debió a mover diferentes aparatos electorales en la Tercera Sección básicamente. En las demás Secciones, tal como lo demuestran las Cámaras de diputados y senadores en la provincia, reflejan otro tipo de resultado. Se ganó en las principales ciudades de la provincia, La Plata, Mar del Plata,  Bahía Blanca, Olavarría, Tandil, Pergamino, Junin, San Nicolás, que son ciudades muy fuertes del interior bonaerense. Ahí ella ganó. En la suma total le tocó perder, fue una derrota importante, pero ella hoy sale a caminar por la calle y puede hacerlo libremente, la gente la saluda, se le quiere acercar. No se fue mal de la gobernación. Obviamente, si la contrastamos con la actual gestión de este nuevo gobierno, que no ha hecho más que cometer errores dejando a millones de bonaerense postergados y marginados producto de esta cuarentena eterna, obvio que rápidamente la gente empieza a ver y a quererla a ella de nuevo. ¿Con María Eugenia no nos iba tan mal, no? Así es la democracia, hay que aprender de los errores y trabajar hacia adelante para intentar cambiar esta preocupante realidad que nos toca vivir.

¿Cuál es la principal autocrítica para hacer de los gobiernos de Vidal y Macri?

Creo que debimos escuchar un poco más después de las elecciones del 2017. Debimos haber abierto aún más el Frente, haber sumado más gente. Además, la situación de 2018 con la devaluación nos generó como una parálisis en la gestión en la que nos costó un tiempo volver a entrar en ritmo con el G20 acá en la Argentina. Y no haber desdoblado la elección en la provincia de Buenos Aires fue determinante. Si se desdoblaba, en un mano a mano entre María Eugenia y el actual gobernador, la cosa hubiera sido distinta. Pero eso también habla muy bien de la solidaridad y la pertenencia política de María Eugenia de acompañar a Mauricio hasta el final unidos.

¿Esa idea de generosidad y apertura implica que en Mercedes van a trabajar en la construcción de un Frente mucho más amplio?

Tendríamos que. La voluntad está. Naturalmente ahora hay una situación de mucho más equidad. Debe haber una mesa de decisiones equitativa, pareja, sin un partido que maneje los hilos en Mercedes. Al menos por el lado del PRO, se terminó.

¿Estamos hablando del Radicalismo?

Si, tenemos que pertenecer de igual forma al Frente. Tenemos que buscar lo mejor para el Frente, más allá de lo mejor para el partido de cada uno. Y lo mejor debe estar y debe ser elegido en una mesa en la que todo sea mucho más equitativo. Tenemos que trabajar, incorporar gente nueva. Desde el PRO lo estamos haciendo, con gente nueva, que se quiera involucrar, que quiera participar, y eso desde ya que es importante. Y lo es porque refresca, renueva, oxigena, genera nuevas expectativas y se discuten nuevas cuestiones. Levanta la vara de la discusión política. Los espacios en los que están los mismos hace 20 años, ya no suman, tenemos que trabajar para ampliar nuestro frente con la Coalición Cívica adentro, con el Radicalismo, el PRO y el Peronismo Republicano adentro para generar nuevos consensos.

¿Y como se logra un liderazgo, porque desde el fallecimiento de Lucas Fal, prácticamente ha quedado acéfalo?

Entiendo que con la militancia y el trabajo van a ir surgiendo y después habrá que ir midiendo en encuestas, conocer la opinión pública y ver quién será el dirigente o el liderazgo más consolidado para conducir el frente. Y si ese equilibro no llegara, no hay que tenerlo temor a una PASO. Una elección PASO es ordenadora y empuja hacia arriba. Está bueno acordar y trabajar todos en conjunto, pero si eso no llegara a ocurrir, no hay que ir a una ruptura, sino competir y todos con los mismos valores que defendemos. Y no está mal verlo de esa forma.

Bisso, en épocas que promocionó las obras de calle 10

 

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *