CURIOSIDADES DEL 23 DE JUNIO: DIA INTERNACIONAL DE LAS VIUDAS

0
124

Aunque se dispone de poca información precisa, se calcula que existen unas 258 millones de viudas en todo el mundo y, aproximadamente, una de cada diez vive en la pobreza extrema.

Con frecuencia, los datos sobre la situación de las mujeres no se desglosan por estado civil, por lo que las viudas son invisibles en todos los niveles de las estadísticas de género. No obstante, sabemos que muchas viudas de edad avanzada se enfrentan a múltiples formas de discriminación por razones de género, edad, ubicación en zona rural o discapacidad. En otras culturas, las mujeres son aún muy jóvenes cuando pierden a sus maridos, quizás como resultado de un conflicto bélico o porque se casaron con hombres mucho  mayores cuando aún eran niñas.

En muchos países, a las mujeres que enviudan se les niegan sus derechos de herencia a la tierra y, en otros casos, se les somete a degradantes rituales de sepultura y duelo y a otras formas de abuso. En gran cantidad de países, la condición social de la mujer está inextricablemente vinculada a la de su esposo, de modo que cuando él muere, la mujer ya no tiene lugar en la sociedad. Para recuperar su condición social, se espera de ellas que se casen con uno de los parientes de su esposo, muchas veces en contra de su voluntad. Para muchas, la pérdida de pareja es solo el primer hecho traumático de una terrible experiencia a largo plazo.

A menudo, son los propios miembros de su familia los que desalojan a las viudas de sus hogares y abusan de ellas físicamente.

En otros países, además, se estigmatiza la viudez y a menudo es causa de vergüenza. Ciertas culturas creen que las viudas están malditas e incluso se las asocia con la brujería, lo que provoca que sean víctimas de aislamiento, abusos físicos o situaciones peores.

Los hijos de las viudas también se ven afectados por esta situación, tanto emocional como económicamente. Las madres viudas deben mantener solas a sus familias y muchas veces se ven obligadas a retirar a sus hijos de la escuela para pasar a depender del trabajo de estos. Además, las hijas de las viudas pueden sufrir gran cantidad de privaciones, lo que las hace más vulnerables en todo sentido.

Tales crueldades con frecuencia son justificadas en términos de la práctica cultural o religiosa.

La impunidad por los abusos de los derechos de las viudas es algo extendido y son pocos los que llevan ante la justicia. Incluso en países donde la protección legal es más inclusiva, las viudas pueden sufrir marginación social.

Fuente: ONU

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here