CURIOSIDADES DEL 3 DE JULIO: DIA LIBRE DE BOLSAS DE PLASTICO

0
44

El 3 de julio se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas para concientizar sobre la necesidad de reducción de la utilización de las bolsas de plástico de un solo uso y fomentar el consumo responsable.

Los motivos son de sobra conocidos. En pocas generaciones hemos pasado de que nuestras abuelas usasen una cesta de mimbre o un carrito durante años a consumir más de 200 bolsas de plástico al año por persona, lo que representa más de 500 billones de bolsas en el mundo.

500 billones de bolsas no pueden evaporarse por si solas de la faz de la tierra, teniendo graves consecuencias a futuro para la fauna, la flora, el medioambiente y nosotros mismos, puesto que ya han entrado en la cadena trófica (Los microplásticos son los elementos que causan la toxicidad en la cadena alimentaria que va desde los animales marinos que se alimentan de ellos hasta el plato de comida de los seres humanos). Por ello, el Día Internacional Libre de Bolsas critica que las campañas actuales se dirijan sólo al consumo de bolsas fabricadas en polietileno de alta densidad, defiende la idea de sustituir unos plásticos por otros más biodegradables o menos tóxicos y propone lo siguiente:

  • Reducir de forma efectiva el consumo de bolsas de un solo uso. Los denominados plásticos de un solo uso son aquellos utilizados una sola vez y luego desechados y no sólo incluyen a las bolsas que en cualquier comercio nos proporcionan, sino también, los sorbetes, los envases de poliestireno, colillas de cigarrillos, botellas plásticas, tapas de botellas, envoltorios de comida, etc.
  • Optar por un consumo responsable, donde la función principal del envase – el transporte de la compra – sea con sistemas de larga duración o reutilizables.
  • Reivindicar que los gobiernos ordenen normativas y medidas de fiscalización ambiental para hacer posible la reducción efectiva de las bolsas, y actuaciones de sensibilización y comunicación ambiental, y no dependan de la voluntad del sector comercial y los consumidores.
  • Fomentar que se apliquen medidas disuasorias del consumo de bolsas como la incorporación de su coste ambiental.
  • Informar para que la ciudadanía, los municipios, las entidades sociales y el sector comercial apuesten por este cambio cultural y ambiental, y pidan a sus gobiernos, administraciones, sectores comerciales, etc. que apuesten por estas medidas de prevención de la contaminación y de residuos.

Fuente: cidemos.org

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here