EN CHIVILCOY MURIO UN JOVEN DE 15 AÑOS TRAS PERSECUSION POLICIAL: INTERVIENE LA COMISION PROVINCIAL POR LA MEMORIA

Policiales

La Comisión Provincial por la Memoria se entrevistó en Chivilcoy con familiares del joven que murió tras una persecución policial y solicitó nuevas medidas de prueba en la fiscalía interviniente. Piden que se investigue en profundidad el accionar policial que desencadenó en esa muerte. No hay ningún indicio de que el joven estuviera armado o se haya sospechado eso y sin embargo la policía efectuó varios disparos. En la causa aún no hay imputados.

Las circunstancias del caso son confusas y los testimonios contradictorios. Se sabe que en la madrugada del 18 de septiembre hubo una moto supuestamente robada, un chico de 15 años, un patrullero y una persecución policial que terminó en muerte. Ya había pasado la medianoche y en las calles silenciosas de Chivilcoy sonó algo más que los motores y las sirenas: hubo disparos.

En la moto iba Esteban Vella, el joven de 15 años que perdió la vida tras la persecución. Lo seguía la policía, atravesaron la ciudad hacia el sur hasta llegar a un lugar conocido como el Puente de “las tres bocas”, ahí aparentemente la moto derrapó, Esteban perdió el control y cayó, seguido por el móvil policial que lo perseguía que también terminó en el agua.

A la escena llegaron rápidamente los bomberos y también una cámara periodística que transmitió en vivo a través de las redes sociales cómo trabajaban para sacar a los agentes del arroyo. Durante esa transmisión surgieron los primeros testimonios de vecinos que habían escuchado detonaciones.

El informe preliminar de la autopsia, realizada en la morgue judicial de Lomas de Zamora, arrojó que la muerte se produjo por el paro cardio respiratorio que causaron los politraumatismos, pero la desmesura del accionar policial abre preguntas. “¿Se puede perseguir hasta la muerte?” fue la primera duda que instalaron las organizaciones y colectivos en defensa de los derechos humanos de Chivilcoy a través de un comunicado donde exigen explicaciones.

La Fiscalía N° 4 de Mercedes inicialmente centró su investigación casi exclusivamente en la posibilidad de que el patrullero haya tocado la moto. “¿Cómo debe ser el accionar policial en el marco de una persecución? ¿Por qué dispararle si el adolescente estaba solo, de noche, en una calle de tierra y sin muchas posibilidades para ir muy lejos (aún cuando se presumía que había robado una moto)?”, continuaba preguntándose el comunicado de las organizaciones.

Desde la Comisión Provincial por la Memoria viajaron el último lunes a Chivilcoy para conocer más detalles y entrevistarse con familiares y el personal judicial interviniente. El organismo además realizó presentaciones ante la Fiscalía general y la Procuración así como ante Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad.

En esa reunión con el fiscal la CPM pidió medidas de prueba complementarias, sobre todo para enriquecer la instrucción y que se investiguen las responsabilidades vinculadas al plano de la negligencia que puedan llegar a probar un accionar doloso.

Por ahora se centraron en la solicitud de nuevas pericias sobre la moto y el patrullero, el secuestro de las armas oficiales y los registros de la dependencia policial, la participación de gendarmería en pericias, y un peritaje de la ropa de Esteban, medidas que consideran necesarias e indispensables para determinar los hechos y las imputaciones.

Ante la constatación de la existencia de disparos los equipos de la CPM estudian la causa para realizar nuevas presentaciones. Si Esteban no estaba armado ni se percibió eso como posibilidad ¿con qué criterio se usaron las armas?

Agencia Andar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *