ES MERCEDINO, ESTA PRESO, ASEGURA QUE BIDONE LE ARMO LA CAUSA Y MIENTRAS, NIETO DE PROFESIONAL LE USURPO TERRENO

0
11082

El mercedino Juan Suárez está detenido en la Unidad N° 5 hace ya dos años, asegura que nadie lo escucha, se quedó sin abogado y que la causa por la que está preso, él no tiene nada que ver. Ni siquiera conocía a nadie de la supuesta banda. Conoció en el Penal al autor del robo por el que lo encerraron y mientras todo esto sucedía, cuenta que el nieto de un profesional le usurpó un terreno céntrico en dónde están construyendo una casa nueva.

A la entrevista la logró un compañero de la Unidad 5, que se puso en contacto con nuestros cronistas. Nos dijo que era una historia para oír, porque realmente estaba en la cárcel sin merecerlo. “no te voy a hablar por mí, porque yo la hice. Pero él se merece ser escuchado”, nos dijo el interno y nos pidió la entrevista.

Juan Suárez en familia

Entrevista

Contanos cómo es la historia…

En el año 2012, a fines de octubre y primera quincena de noviembre entré a trabajar de seguridad en Agrale. Trabajé hasta el mes de febrero y me fuí. Renuncié. Me fui porque renegaba todos los días, eran muchos pibes solteros que faltaban, o se iban a sus casas en pleno horario de trabajo. El peor trabajo de mi vida. En el mes de mayo, hay un robo en la fábrica. No sé cómo llegan a meterme en el tema. En junio me detienen. En agosto me dejan libre por falta de méritos y se comprueba que no tenía nada que ver con el tema. La causa quedó abierta. No tenía dinero para pagar un abogado particular. El resto de las personas que estaban en la causa, pidieron desvinculación de la causa con sus abogados y quedaron en libertad. Los dos únicos imputados en la causa que quedaron presos, son los choferes de los camiones. Éramos 13 personas en total que estábamos imputados. Once quedamos libres por falta de mérito, y dos quedaron como partícipes necesarios, que eran los choferes a los que les encontraron las herramientas de la fábrica.

Luego de 5 años y 8 meses aproximadamente, me llevan a juicio por esa causa. Una causa que creo que debería haber prescripto. No prescribió nada. En el año 2013, aparecen dos testigos que dicen que yo los había ido a ver para hacer un trabajo. En ningún momento se habla de robo. Ellos dicen que asumieron que era un robo, pero que yo nunca dije la palabra robo. Eso es lo que declaran en el 2013 en la indagatoria. En el juicio que se hizo en el año 2019, declaran que el fiscal Bidone los citó por teléfono porque tenían que firmar una declaratoria. Uno de ellos estaba en libertad, el otro, con prisión domiciliaria, violando la orden al moverse desde su casa hasta la Fiscalía. Bidone les hizo firmar una declaración diciéndoles que se queden tranquilos, que no pasaba nada. Ellos en el juicio declaran no saber lo que habían firmado. En medio del juicio, la fiscal les pregunta si yo los había ido a ver, ellos aseguraron que que no recordaban que yo los haya ido a ver, y el otro dijo que me conocía porque yo manejaba taxis y porque coincidimos en un trabajo, pero que no recordaba haber hablado alguna vez conmigo. Ahí la fiscal empezó a hacerle recordar que estaban bajo juramento y les recordó, de manera separada, que por falso testimonio les correspondía 5 años de prisión. Ambos preguntaron si esa declaración ya estaba escrita, pero bueno, que entonces lo reafirmaban.

¿Y recuerda qué hacía en esa época usted?

Yo el día del hecho, estaba trabajando en una remisera. La dueña de la remisera fue para presentarse como testigo mío y no la quisieron tomar. Durante la lectura de la sentencia dijeron que no encontraban prueba concreta que me vinculen al hecho, pero presuponen que por haber trabajado con anterioridad en el lugar, realicé la logística para que se consume el hecho. Yo no pido que me den la libertad, pido que alguien revise la causa y me saque de acá. Estoy con una condena de 7 años, por un hecho que yo no hice. No soy ladrón, no tengo antecedentes y jamás delinquí. Vivo llamando a los Tribunales, mando escritos. Mi vieja murió por Covid-19 hace 21 días. Mi viejo está solo en casa con 82 años, estuvo 15 días aislado, no tengo más familia. Sólo a mi hermano que vive en Campana con tres hijos menores y dos nietos viviendo con él, que viene a verlo una vez por semana o cada 15 días. Mi viejo es jubilado, paga alquiler y los servicios, pasa un momento de m…. Tengo gente que me da trabajo, un taller de motos, una remisera que me da trabajo de operador, el lubricentro en la 12 entre 37 y 39. Los puse como garantía o tutores legales y no me dan nada. El taller de motos me ofreció llegar el trabajo a casa si me dan domiciliaria, y tampoco. Trabajé toda mi vida. En la Unidad estudio y trabajo. No tuve conflictos, no tengo partes, no me peleo con nadie, no pertenezco a este mundo. Es lo que me toca vivir, y no se por qué.

¿Y como la está pasando?

Mirá, bien no. Acá adentro conocí al chabón que hizo el hecho.

¿El robo a Agrale?

Si, se llama Pablo Muñoz Moyano. Lo conocí en la oficina de deportes. Un amigo Diego Moles, me llama y me pregunta delante de otro muchacho por qué estaba yo detenido. Cuando lo cuento, el flaco de unos 30 años empieza a reírse. Me dice “no, te recontra engarronaron, el robo a Agrale lo hice yo. Entré con dos compañeros más, llegué por un compañero de trabajo que vino a ver al comisario de Gowland, eso en la declaratoria mía está. Si a vos te meten por entregador, con presentar mi declaratoria quedás en libertad. Pero a él, lo meten preso como si fuese parte de otra banda. Nunca lo llevaron a juicio con nosotros ni nada. Me enteré que existía estando acá adentro. En la misma causa, como si fuese otra banda, el mismo robo. A él le dieron 4 años, y a mi me dieron 7. Y se hace cargo del hecho.

Por eso lo nombra…

Exacto. Lo nombro porque lo conocí acá adentro.

¿Quiénes fueron los jueces?

Larroque, Tillet, y Barki.

¿Y la fiscal?

María Esther Carlés.

¿Su abogado?

Lo tenía a Javier Torres de abogado. Cuando me llega la citación al juicio, fui a decirle que hacía 5 años que iba a hinchar todos los meses y hace como 7 meses me había dicho que no vaya más.  Porque la causa ya había prescripto y me había llegado la citación para el juicio. Me dijeron que era inaudito, “nunca pasó ésto, encima saliste por falta de méritos”, me dijo el administrativo. Me preguntó si había hecho otra macana, y le respondí que trabajaba 20 horas por día. No tengo ni una boleta de tránsito. Desde los 8 años que trabajo. Me crié haciendo tambo a mano hasta la colimba. Después de la colimba, hice pozos de baño, después en la curtiembre, leña en el monte, siempre laburé. Nunca estuve más de dos días sin trabajo.

¿Y qué pide?

No pido que me den la libertad, sólo pido que alguien lea la causa. Si lees la carátula, dice robo en despoblado agravado por el uso de arma. El arma nunca se encontró. ¿En banda, que banda? El único que está preso soy yo.

¿Es el único?

Si, el otro está con condicional.

¿Y por qué cree que le pasa ésto?

No tengo ni idea. A mi viejo le quedó un terreno con frente de chapa en mano derecha en la calle 23 entre 30 y 32. Ese terreno era de mi vieja, en realidad de la tía de mi vieja que se lo dejó en herencia. Ahora el nieto de un profesional empezó a construir. Le iniciamos juicio por usurpación. Apenas empiezo el juicio por usurpación, me meten preso a mí. Demasiada coincidencia.

¿Y cree que el que le armó la causa es el fiscal Bidone?

No creo, estoy seguro que me la armó. Por la memoria de mi vieja que no tengo nada que ver. Por la vida de mis tres hijos. Revisen la causa y verán que no hay nada en contra mío. No tengo ni una llamada telefónica con nadie. Fui a dos ruedas de reconocimiento y fue negativa. Los supuestos 11 que estaban en la banda conmigo, ninguno me conoce. No sabían ni quién era yo.

¿Conoce a esas personas que dijeron que usted les ofertó un trabajo?

Los conozco de la calle en Mercedes. De cara. Del 7 de agosto de 1997 a las 18 horas que manejo taxis y remises, conozco mucha gente. Los dos fueron compañeros de causa y presos por robo acá adentro. Y la ley dice que si sos, estuviste o tenés antecedentes por robo no podes ser testigo de una causa de robo. No podes declarar. Y ellos declararon.

¿Y por qué cree que lo hizo Bidone?

Dicen que le pusieron mucho dinero para que haya alguien preso porque se robaron muchas cosas de ahí. Pero yo no lo sé.

Hay un montón de cosas que me enteré en el juicio, que solamente lo sabía la gente que estaba trabajando ahí. Por ejemplo, que había un coche que iba todos los días a hacer refuerzo de la seguridad. Justo ese día no fue. El casero que estaba a 50 metros de la garita de seguridad. Ese día tampoco estaba, se fueron de visita a Luján. No digo que sean ellos, pero alguien sabía. Uno de los de seguridad está en fotos y videos con los chorros recorriendo las oficinas que entraron a robar vestido de civil. Y después estaba uniformado. ¿Los chorros le pusieron el uniforme de vuelta?

¿Y su abogado Torres que le dice con todo lo que está pasando?

A Torres mejor no volverlo a ver. Llegué a juicio cuando él me decía que yo no estaba en nada y no había nada para mí. Hasta la audiencia preliminar de lectura de la sentencia, me decía que me quede tranquilo que al viernes siguiente iríamos a comer un asado juntos. Mirá dónde estoy. Ni siquiera sé cuándo voy a salir de acá.

¿No se puso en contacto con usted?

No, lo saqué. Me quedé con el abogado de oficio. Me quería seguir cobrando y me dejó en cana. Me cobró 80 lucas, 20 por audiencia. Y me dejó re en cana. Supuestamente no había nada en la causa. Me decía que la tenía recontra leída a la causa. Quiero que alguien lea la causa y las actas de juicio, en donde los testigos se retractan de todo lo que habían declarado en el año 2013. Y que alguien busque la causa y que Pablo Muñoz Moyano no figura en ningún lado y el chabón está preso acá.

¿Y el abogado del Estado que dice?

Hablé el jueves, y me dice que voy a tener una visita presencial con los jueces porque uno de ellos me da los beneficios, pero los otros dos, no. Porque pedí la domiciliaria por mi situación familiar. Estoy desesperado, quiero que alguien me escuche y lea la causa, con eso me alcanza para que se den cuenta que soy inocente.

Juan Suárez, hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here