Dato Posta

Periodismo Confiable

EXTRAÑO ROBO Y MENSAJE MAFIOSO EN LA UTEP, NO SE LLEVARON EL DINERO Y SI LA INFORMACION

Durante la noche del martes, ocurrió un extraño robo en la sede de la Utep (Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular). Del lugar,  se llevaron computadoras, un reloj biométrico (marcador de huellas digitales de ingreso) y un posnet de Mercado Pago. Extrañamente, no se llevaron otras cosas de valor. Ni siquiera el dinero en efectivo que estuvo al alcance de la mano de quienes ingresaron. Sólo información. Como si fuera poco, dejaron un mensaje cuasi mafioso. Todo demasiado extraño. Además, hace poco tiempo atrás, llaman a la esposa del titular de la UTEP, Aldana Chávez (Concejal del Frente de Todos) en el que le dijeron que habían secuestrado a su hijo. El hecho no pasó a mayores, porque su hijo estaba junto al papá, Patricio Minetto, al momento del llamado.

Mensaje en el escritorio de Minetto

“Si, nos entraron, nos dimos cuenta ayer cuando entrábamos a trabajar, nos dimos cuenta que habían forzado la puerta y la ventana. Tengo mucha bronca, recién hoy estoy cayendo. Hace dos meses y medio atrás, me pasó un hecho, en el la llaman a Aldana a decirle “tenemos a tu hijo”. Mi hijo estaba conmigo, ¿pero sabés qué feo? El momento fue terrible, pensé que era una broma de mal gusto. Y ahora esto: No se llevaron nada, había amoladoras, agujereadora, la plata de la feria, un montón de cosas nuevas de mucho valor y no las tocaron. Se llevaron el posnet que usamos en las ferias, las computadoras y el reloj biométrico. Fue raro, estamos acostumbrados a los robos a que se llevan lo que hay. Fue un robo de información, y eso me preocupó mucho. Y el mensaje, en mi escritorio escribieron “Te vamos a matar Patricio”. Yo voy a trabajar con mi familia, lo vio mi hijo, se puso re mal, empezó a llorar. Estoy acostumbrado a enfrentar un montón de situaciones, pero ésto me sacó de eje,” comenzó relatando el titular de la UTEP, Patricio Minetto.

La UTEP funciona en el predio del Martín Rodríguez. Allí se hizo presente la policía, el subsecretario de Seguridad y la policía científica para recabar e indagar datos que ayuden a dar con los responsables de este robo. Pero hay más datos que llaman poderosamente la atención.

Minetto, en diálogo con DatoPosta, manifestó no entender bien qué es lo que ha pasado “está todo en manos de la justicia, hicimos la denuncia penal, hoy fui de nuevo para saber si se avanzó en algo. Es un mensaje mafioso. Puedo tener un montón de errores, pero no hacemos cosas malas. Ayudamos a los trabajadores, que produzcan, que tengan más horas, que engorden sus sueldos. Ayudamos a los pobres con los comedores, le damos de comer a la gente. ¿Eso está mal? Se metieron con lo más sagrado que tengo, que es mi familia. Yo tengo mucha garra, el martes estamos preparados para movilizar, saldremos 3 colectivos y dos camionetas, vamos a la lucha en masa. Pero acá me tocaron dónde duele. Sé que no es un robo común. La plata quedó ahí, y era toda la plata de la feria. El dinero estaba al lado del posnet, en el cajón. Se llevaron las computadoras y dejaron una impresora, la estampadora que cuesta como 200 mil pesos. Las herramientas nuevas sin uso también las dejaron, y eran fáciles de llevar. Un ratero las vende como mínimo para la cerveza. Pero no era ese el mensaje, buscaban algo, que no sé qué era. Estoy desorientado”.

¿Cree que puede ser un mensaje más político?

Creo que si, pero no lo sé muy bien. Hoy tengo 600 personas a cargo, más todas las que van a entrar ahora. Mercedes es cabecera. Estamos armando la UTEP, ya tengo a los 8 delegados, 30 coordinadores, 600 personas. Es mucho estructura, mucho trabajo. Y estas cosas me desacomodan. Me han robado en la calle a punta de pistola, me ha pasado de todo, pero fue distinto.

¿Cree que fue de adentro o de afuera?

No sé. Lo único que sé es que no fue un robo. Es un mensaje, porque es la segunda vez que me lo hacen. Me quisieron poner custodia. A mi hijo también y no aceptamos. Estoy averiguando por todos lados, del lado de la justicia primero. Quiero saber qué pasó, algo hay. ¡A quién estoy molestando, qué le está molestando? Nos sentamos y lo hablamos, pero no me amenaces de muerte. Acá quisieron marcar territorio, entramos como queremos y te marco esto. Si no aflojás te mato. No lo hace a esto un ratero.

¿La Fiscalía está trabajando?

Si, están averiguando qué pasó con las cámaras, con el predio, qué pasó con las alarmas, si sonaron o no. Si estaban conectadas o no. Quiénes son los responsables. Hay muchos organismos.

¿Tienen alarma?

Si. Y no sonó.

¿Estaban encendidas?

Y no sé, eso se está averiguando. Yo tengo la oficina en un organismo grande del Ministerio. Mi secretaría está adentro. Yo no tengo siquiera llaves del predio.

¿Cámaras de adentro o las de la calle?

Cámaras hay afuera. Adentro sólo las alarmas. Dejo todo en manos de la justicia. No se lo que quieren. ¿Tengo que dejar de abastecer a los 15 comedores? ¿Es malo eso? ¿Tengo que dejar de luchar para que los compañeros dejen de ganar 9.000 pesos? No tengo enemigos.

¿Y qué información tenían en las computadoras?

Todo. Detalle de cada compañero, sus datos. Se llevaron los datos de 600 personas. Pero a eso lo recupero, llamo al Ministerio y no está perdido. Pero vinieron a buscar eso y a dejar un mensaje. La amenaza de muerte como si estuviéramos robando. No puedo andar perseguido como si fuera un delincuente. Yo soy un trabajador, cooperativista, gano 9000 pesos a la par de los compañeros, lucho a la par de ellos. No te pueden amenazar por hacer cosas buenas. Mi enemigo es el hambre. Vengo de ser cartonero, no vengo de familia rica. Mi viejo era municipal. Decidí poner por delante la política en mi vida porque le resuelvo problemas a la gente. A alguien no le está gustando lo que estamos haciendo. Estuvimos conformando la UTEP, que es un sindicato muy grande en la Argentina. Además de los 600 compañeros, son todos los feriantes, los laburantes sueltos. Hablamos de 3000 afiliados más o menos. Es muy grande. Pero el fin no es malo.

¿Y desde las cámaras municipales no vieron nada?

Creo que la Fiscalía pedirá todas las cámaras. Espero que si. Yo denuncié la amenaza a mi hijo y este robo. No puede ser, ¿en qué país vivimos? Me vienen mandando mensajes diciéndome: “Pará Patricio, no sigas”. ¿Que no siga hasta donde, que hay de malo?

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *