HUMOR NEGRO

Humor

Había un grupo de amigos inseparables, excompañeros del secundario, entre los que uno de ellos, Pepe, era el eterno optimista, esa clase de personas que ante cualquier situación adversa repite: “Bueno, no está tan mal, podía haber sido peor”. Un sábado, como de costumbre, se reúnen en la canchita de básquet donde suelen jugar, pero esa vez otro de ellos, Pancho, no aparece. Y Pepe pregunta:

-¿No viene Pancho?

Los otros lo observan sorprendidos y Alejandro, un tercer amigo, le dice:

-No puedo creer que no te hayas enterado de lo que pasó con Pancho…

-No, no sé nada…; ¿qué pasó?

-Que hace cuatro días llegó a su casa, encontró a su mujer acostada con otro, los mató a los dos y después se mató él.

-Bueno, no está tan mal, podía haber sido peor -responde Pepe.

La reacción saca de quicio a los demás y Alejandro le grita:

-¡Pero cómo podés ser tan animal! Una cosa es ser optimista y otra bruto. ¿De qué otra forma podía haber sido peor?

-Que si eso pasaba hace ocho días, hoy yo no estaría vivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *