LAS PUERTITAS DEL CABARET

Humor

Te cuento que estoy medio bajoneado por lo que estoy pasando, encima anoche me quise recrear un poco, y fui a un cabaret. Cuando estaba entrando, vi que había dos puertas, y leí:

«Si es viejo, entre por ésta; y si es joven, por aquí».

Pensé: «¡¡Mierda!!, no soy tan joven, pero tampoco viejo; bueno, me voy por la del viejito para ir tranqui». Cuando entré, vi dos puertas que decían:

«Si la tiene grande, entre por ésta; y si la tiene chica, por aquí».

Pensé y dije: «¡¡La puta madre!!, me voy por la de los que la tienen chica, no vaya a ser que por ahí me la midan y no llego a la medida que consideran grande».

Y cuando entré, encontré dos puertas que decían: «Si tiene mucho dinero, entre por ésta; y si no tiene tanto dinero, entre por aquí».

Por lo tanto, me fui por la puerta de los que no tienen dinero (justo yo) y cuando paso por esa puerta ¡¡veo que salgo a la calle de nuevo!! Ahí leo un letrero que dice:

«Si estás viejo, la tenés chiquita y no tenés plata… ¿Qué mierda hacés acá adentro? ¡¡Andá a tu casa a dormir, viejo pelotudo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *