Dato Posta

Periodismo Confiable

MUERE JOVEN MERCEDINO MIENTRAS CAZABA EN NAVARRO

El joven mercedino Tobías Caputo, falleció ayer 10 de noviembre en la localidad de Navarro mientras se encontraba cazando en un campo con amigos. Tobías tomó trascendencia nacional cuando fue detenido apenas comenzada la cuarentena en Once, en su regreso de Brasil.

Según el parte policial de esa localidad, El joven mercedino fue trasladado al hospital con heridas en la cabeza, que fueron producto de la caída del vehículo mientras se encontraban cazando durante la noche en un Establecimiento Rural en el Cuartel V de la localidad de Navarro.

Según trascendió, el joven viajaba en la parte trasera de una camioneta, y por motivos que se tratan de de establecer cayó de la misma, sufriendo un fuerte golpe que le provocaron heridas en cráneo y zona facial. Rápidamente fue trasladado al hospital de Navarro por el mismo grupo de personas que se hallaba junto a él y luego de las primeras asistencias fue trasladado al hospital Blas Dubarry de Mercedes en dónde fue intervenido quirúrgicamente y luego de unas horas, ayer por la tarde de la tarde falleció.

En estos momentos se le está realizando la autopsia, mientras que para con  conductor vehículo en el que se movilizaba se cumplieron recaudos legales,  el secuestro del vehículo a fines periciales, y se tomaron testimonios de personas acompañantes de víctima al momento de su caída.

Se instruyeron actuaciones caratuladas «Homicidio Culposo» con intervención de UFI 2 del Departamento Judicial de Mercedes.

El país habló de Tobías

El joven Tobías, en aquel entonces de 27 años, ingresó al país desde Brasil y violó el aislamiento obligatorio, apenas comenzada la cuarentena y fue demorado varias horas en la Plaza Miserere, y la Justicia dispuso su traslado a su casa de la localidad bonaerense de Mercedes para que cumpla con la cuarentena, donde fue custodiado por la policía, publicó la agencia de noticias Telam en aquel entonces.

El operativo fue realizado por personal de la Policía de la Ciudad, por orden del Ministerio Público Fiscal (MPF) porteño, y el joven permaneció varias horas aislado, debajo de un árbol y con un mameluco blanco que le dio personal de emergencia sanitaria, hasta que fue trasladado.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron que el joven estuvo en Brasil e ingresó a la Argentina por Puerto Iguazú el 17 de marzo y llegó en micro a la Capital Federal, por lo que quedó retenido bajo un operativo sanitario.

La policía y personal médico restringieron la zona con una cinta de seguridad en el sector en el que estaba el joven, hasta que finalizaron los análisis médicos que constataron que no presentaba ningún síntoma del coronavirus.

Según las fuentes, en conjunto con personal de bomberos se armó un aislamiento sanitario para trasladarlo hasta Mercedes sin que tenga contacto con otras personas.

La justicia lo intimó al cumplimiento absoluto del aislamiento decretado con confinamiento en su domicilio y se labró un sumario por infracción al artículo 239 del Código Penal con la advertencia de que si vuelve a ser visto en la calle, el fiscal Maximiliano Vence podrá pedir su detención.

“Ya hemos notificado a la Delegación Mercedes de la Policía Federal -jurisdicción de su domicilio de dicha intimidación para su control”, sostuvo el funcionario judicial.

El MPF sugirió a la población permanecer dentro de sus casas para prevenir nuevos casos de contagio y recordó que la violación a la cuarentena obligatoria es una contravención que está penada.

Su llegada

En las primeras horas de la tarde de ese viernes 20 de marzo, llegó a su domicilio el joven mercedino que en horas de la mañana había sido demorado por la policía en la plaza de Once. De acuerdo a la información del área de seguridad del municipio, el joven «está en su domicilio, llegó en una ambulancia escoltada por un móvil policial desde Capital Federal». A su arribo, se activó el protocolo local para que mantenga la cuarentena en su domicilio con todas las precauciones sanitarias.

Cabe recordar que durante la mañana de hoy, se supo que el joven de 28 años había sido detenido en Plaza Miserere al conocerse que había llegado recientemente de Brasil e intentaba llegar a Mercedes a través del colectivo. El joven fue abordado por un inspector de colectivos en el momento que intentaba subir. No estaba cumpliendo con la cuarentena obligatoria impuesta a los viajeros que llegasen de los países donde circula el COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *