Dato Posta

Periodismo Confiable

TENSA CALMA EN LA UNIDAD 5

Internos de distintas cárceles de la provincia realizan protestas apostados en los techos, a la espera de diálogo con autoridades del servicio penitenciario. En la Unidad 5 de Mercedes hay una tensa calma.

Los presos de penales de distintas unidades de la provincia de Buenos Aires volvieron esta semana a reclamar que se reanude el régimen de visitas -suspendido desde el comienzo de las medidas preventivas por la pandemia- y que mejoren las condiciones de alojamiento. Las protestas comenzaron el lunes pasado en la Unidad Penitenciaria Nº 42 de Florencio Varela, donde los internos anunciaron una huelga de hambre hasta que atendieran su pedido. Las manifestaciones luego se replicaron en otros complejos carcelarios. Y hoy los detenidos también tomaron los techos.

Unidad 5
“Los internos de la Unidad N°5 están tranquilos”, nos aseguraron desde el Penal. La información que manejábamos desde la redacción, era que los reclusos pretenden mantener el uso de los teléfonos celulares, que fueron habilitados en el comienzo de la pandemia para que mantengan un contacto con sus familiares.
El regreso de las visitas, haría que los internos no puedan seguir utilizando sus teléfonos, mientras que ellos quieren seguir usándolos. Cabe acotar, que esa decisión no corre por el Servicio Penitenciario, sino que la Corte y el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires.
Los internos de la Unidad 5 están en los pabellones y en sus celdas desde que no hay actividades, aunque también utilizan el patio. Los presos no quieren circular para no tener tanto contacto con sus pares y con el personal para evitar contagios durante la pandemia. Sus actividades son mínimas, no hay clases y las entrevistas judiciales y con los defensores son por videoconferencias proporcionado por el SPB.

Acuerdo para la visita de los familiares:

Hace instantes se conoció la noticia que el Servicio Penitenciario Bonaerense habilitarán desde hoy las visitas a la Unidades penitenciarias de la Provincia, dando estricto cumplimiento a los protocolos de bioseguridad para la preservación de la salud publica

Se pudo arribar a este acuerdo a través del funcionamiento de las mesas de dialogo que se conformaron en los penales de la Provincia y en donde participaron autoridades del Ministerio de Justicia y DD HH, representantes del Poder Judicial y organismos de Derechos Humanos. –

Las visitas de familiares de internos fueron suspendidas en un acuerdo voluntario entre autoridades e internos el 12 de marzo de este año, de conformidad a la normativa nacional y provincial que estableció el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio para evitar la propagación del COVID 19 en las cárceles

Durante la jornada de hoy el Ministerio de Justicia y DD HH, el Servicio Penitenciario y el Ministerio de Salud de la Provincia ajustaron todos los detalles del protocolo de bioseguridad que ya rige en contexto de encierro desde el 12 de marzo, para que la reanudación de las visitas se haga respetando todos los requerimientos necesarios la preservación de la salud publica.

Conflictos

Las cárceles estuvieron envueltas en otro conflicto al principio de la cuarentena, los últimos días de marzo y primeros de abril. Hubo fuertes protestas de presos por el temor del que ingresar el coronavirus en los penales. Se registró al menos un muerto, huelgas y amenazas.En Villa Devoto, el 24 de abril, los presos también se adueñaron de los techos de la cárcel con arpones y mantas, reclamando que no querían morir allí adentro infectados. El hecho ocurrió cinco días después del resultado positivo de Julián Arakaki, el primer preso infectado de coronavirus en el país. A las pocas horas, el conflicto se zanjó y comenzaron una serie de mesas de diálogo entre los convictos y distintos funcionarios. Pero el miedo continuó y los contagios se multiplicaron dentro de las cárceles y comisarías.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *